¿Por qué mi gato vomita?

mi gato tiene vomito que hago
28 Enero, 2021

Los vómitos son bastante comunes en los felinos, y en general no hay porque preocuparse, siempre y cuando no sean muy recurrentes. Son muchas las causas que pueden provocar vómito en los gatos, y afortunadamente la mayoría de los casos no se deben a patologías graves.

Los vómitos más comunes son los causados por bolas de pelo o alimentación inadecuada, no obstante, es importante prestar atención a la frecuencia y al tipo de vómito que expulsa el animal, ya que en algunos casos puede tratarse de un problema de salud que requiera asistencia veterinaria.

Es muy importante intentar identificar qué hay detrás del vómito, al menos para saber reconocer cuándo se trata de una bola de pelo o regurgitación. Evidentemente, solo el veterinario puede diagnosticar con precisión, sin embargo algunos los signos clínicos pueden ser indicativos del estado de salud de la mascota, así que te recomendamos que los tengas presente para controlar mejor la salud de tu amigo peludo.

A continuación revisaremos las causas más frecuentes de vómito, pero antes no está demás saber cómo funciona el sistema digestivo del gato para entender porque vomita un gato.

¿Por qué vomitan los gatos?

El vómito o emesis es la expulsión activa y espasmódica del contenido del estómago o la porción inicial del intestino delgado con o sin la presencia de bilis, ese líquido amarillo verdoso que suelen expulsar los gatos. El vómito puede se ocasionado por los mecanismos defensivos del organismo para expulsar el agente dañino o bien puede deberse a patologías que afectan el sistema digestivo.

Los movimientos que preceden a esta expulsión suelen ser bastante intensos, donde el gato emite sonidos fuertes, estira el cuello hacia adelante y abre bien la boca. A veces, el gato tiene una salivación intensa antes o después de los vómitos, una característica típica de las náuseas.

Es importante diferenciar el vómito de la regurgitación. En primer caso la expulsión del contenido digestivo se produce de forma violenta y espasmódica. mientras que la regurgitación es un proceso prácticamente pasivo, sin gran esfuerzo y sin náuseas, que suele ocurrir poco después de ingerir alimentos o agua.

Cuando un gato regurgita prácticamente no se altera. El contenido alimenticio se expulsa de forma natural, y casi siempre la comida está casi entera, es decir comida sin digerir porque ni siquiera llegó al estómago del animal.

La mayoría de las veces, la regurgitación no representa una amenaza para la salud del animal, sin embargo, si se produce con mucha frecuencia puede ser una indicación de malformación en el canal esofágico. Así que, si tu gato vomita el pienso entero, lo más probable es solo este regurgitando.

Preguntas frecuentes sobre tipos de vómitos

¿Por qué mi gato vomita comida sin digerir?

Cuando el animal expulsa la comida prácticamente entera, justo después de comer, en realidad esta regurgitando. La regurgitación es bastante común, suele ocurrir después de las comidas. La mayoría de las veces, el suceso no representa ningún problema para la salud de la mascota, y puede ocurrir si el animal come con demasiada ansia, también puede ocurrir si el felino bebe mucha agua antes o después de comer.

Los vómitos inmediatamente después de las comidas también estar ocasionados por una alergia a la alimentación. A diferencia de la regurgitación, la alergia debe manifestarse siempre que el gato ingiera el alimento, y no ocasionalmente.

¿Por qué mi gato vomita bilis?

La mayoría de las veces, el vomito amarillo significa que el gato está expulsando bilis, un líquido de  color amarillo verdoso presente en el proceso de digestión. Algunas de las principales causas del vómito amarillo en gatos son: largos periodos de ayuno, ingestión de un cuerpo extraño y presencia de parásitos.

El emesis biliar también puede estar ocasionado por problemas hepáticos, pancreatitis y enfermedades intestinales inflamatorias. Si tu gatito expulsa bilis con frecuencia, no come y esta desanimado, consulta con un veterinario lo antes posible.

¿Por qué mi gato vomita agua?

Cuando el gato vomita un líquido transparente, semejante al agua, en mayoría de los casos está expulsando jugos gástricos, es decir líquido estomacal producido en el estómago para ayudar en la digestión de los alimentos.

También puede tratarse de la expulsión del agua que el animal acaba de beber, cuando bebe con ansia una gran cantidad de agua. Las causas de este tipo de vómito pueden ser muy diversas, desde la ingestión de alimentos o sustancias que puedan provocar irritación estomacal, como por ejemplo:

  • Ingesta de plantas ornamentales que resultan tóxica para los gatos como por ejemplo, los lirios o planta de pascua.
  • Ingesta de cuerpos extraños como hilos, cables, pequeños objetos, agujas, etc.
  • Ingesta de productos tóxicos tales como detergentes, legía, champús, cuando lamen el suelo recién fregado o beben agua de la bañera tras la ducha.
  • También puede causado por enfermedades digestivas como la pancreatitis o ciertas enfermedades hepáticas.

El vómito transparente puede ir acompañado de espuma blanca o mocos, y en cualquier caso, si el gato no muestra otros síntomas, además del vómito, lo más recomendable es retirar a comida y el agua durante un tiempo, no más de 24 h. para descansar el estómago y bajar la posible irritación.

¿Por qué mi gato vomita liquido marrón?

El vómito marrón por lo general indica un problema con la comida que ingiere. Debido el pienso también es de color marrón, a menudo el contenido de la expulsión tiene un color pardusco, debido a la presencia de alimentos digeridos.

En situaciones más graves, el color marrón puede deberse a la presencia de sangre parcialmente digerida. El vómitos con sangre puede tener un aspecto líquido o pastoso con hebras de sangre y un color entre marrón oscuro y rojo intenso.

Este tipo de emesis es poco común en los gatos y puede estar causado por problemas en el sistema gastrointestinal o por enfermedades graves tales como linfomas alimentarios, parásitos y gastritis. En este es de vital importancia que el animal vea a un veterinario.

La insuficiencia renal, una afección que afecta principalmente a los gatos mayores y algunas razas específicas, como los persas, también puede ser la causante del vómito con tono rojizo o pardusco, similar a los posos del café.

¿Por qué mi gato tiene diarrea y vomita?

El vomito y diarrea en gatos, tanto cuando ocurre a la vez o por separado, es otro trastorno que ocurre con bastante frecuencia en los felinos, y a primera vista puede parecer síntomas de un trastorno digestivo, pero en realidad hay causas muy comunes que pueden causar la diarrea y vomito en gatos. Puede ocurrir por:

  • Cambios en la alimentación
  • Frecuentes situaciones de estrés
  • Presencia de bolas de pelo

Si el cuadro se mantiene, y viene acompañado de otros síntomas como cambios de comportamiento, falta de apetito, debilidad, puede ser síntoma de algún tipo de obstrucción grave en el tracto gastrointestinal y debe tratarse como una emergencia.

¿Por qué mi gato vomita amarillo y no come?

El vómito amarillo puede ocurrir durante el período de adaptación del animal después de un cambio de dieta, tras un largo período de ayuno o por cambios bruscos en sus rutinas, siendo frecuente la presencia de bilis, de ahí el color amarillento verdoso.

Si el gato está decaído y no come puede ser una señal de que la nueva comida no le gusta. En este caso es aconsejable cambiar la alimentación, para que el animal recupere las ganas de comer. Si después de comer, el vómito biliar se mantiene, o bien si el felino no come nada puede ser síntoma de patologías tales como parasitosis, gastritis, pancreatitis, fallo renal, etc.

¿Por qué mi gato vomita pelo?

Los gatos son animalitos muy limpios, y nos encanta, pero durante su aseo ingieren de forma natral una gran cantidad de pelo, principalmente en la época de muda de pelo, va parar en el tubo digestivo junto con los alimentos que ingiere.

La presencia de pelo en el estómago se llama tricobezoar también conocida como “bola de pelo", y la acumulación puede provocar irritación en el estómago provocando vómitos. Para prevenir y tratar las bolas de pelo es recomendable cepillar el minino con frecuencia. También es recomendable la ingesta de malta y alimentos específicos para prevenir las bolas de pelo.

¿Por qué mi gato tiene arcadas y no vomita?

La principal causa que provoca arcadas en los gatos es el pelo. Las bolas de pelo, revisadas en el apartado anterior, a menudo son las principales causante de las arcadas, que muchas veces no vienen acompañadas de vómito.

También puede deberse a la ingesta involuntaria de objetos. Mientras juegan, los felinos mordisquean, y a veces se los tragan. En estos casos, las arcadas son un intento de deshacerse de la molestia. En el peor de los casos, el problema debe resolverse con cirugía si el animal no puede expulsar el objeto a través del vómito.

Síntomas preocupantes cuando el gato vomita

Es importante estar atento a cualquier alteración en el comportamiento del animal. Fijarse si está animado, si come y bebe agua con normalidad y por supuesto fijarse en los signos clínicos y la frecuencia del vómito.

A continuación revisaremos algunos signos que pueden estar presentes durante los vómitos:

  • Presencia de sangre;
  • Hinchazón;
  • Fiebre o signos de depresión;
  • Encías pálidas o amarillentas;
  • Dolor aparente;
  • Diarrea.

En estos casos es conveniente consultar con un especialista, ya que el vómito viene acompañado de síntomas que puede significar la existencia de alguna patología.

Vómitos en gatos: ¡el tratamiento depende del diagnóstico correcto!

Si el gato vomita con mucha frecuencia o presenta algunos de los síntomas comentados previamente, no dudes en acudir al veterinario. Las soluciones caseras pueden acabar retrasando la mejora de tu mascota.

No obstante, si se trata de un episodio aislado y sin la presencia de otros síntomas, la solución puede ser tan simple como retirar la comida y el agua del alcance del animal durante al menos una hora para ver como evoluciona, y evitar las grasas y azúcares en su dieta.

En casos más graves, el diagnóstico debe realizarse en un consultorio veterinario. Si la mascota está deshidratada, los líquidos en la vena o subcutánea pueden ser una solución. Además, también pueden estar indicados antibióticos y medicamentos más suaves, según la causa.

Silvia Gómez de la Vega

Licenciada en la universidad Davis School of Veterinary Medicine en California, llevo años estudiando cómo mejorar la vida de los animales. También me gusta un leer un buen libro y la nieve.