Iniciar sesión Añadir mi negocio

¿Los conejos son agresivos?

A pesar de tener un carácter cariñoso, los conejos también pueden mostrar patrones de comportamientos agresivo en determinadas circunstancias. La educación es clave en este sentido, así como el ambiente dónde se cría el animal, no obstante también existes aspectos fisiológicos que pueden alternar el comportamiento sociable del conejo.

De hecho los comportamientos agresivos se encuentran entre los problemas más reportados a los especialistas, por ese motivo en este artículo trataremos todos los factores que pueden desencadenar un comportamiento agresivo del conejo, y ya te adelantamos que afortunadamente la mayoría de los problemas de agresividad de los conejos tienen fácil solución.

¿La naturaleza de los conejos es dócil o agresiva?

Al igual que ocurre con los gatos o perros, los conejos descienden de conejos salvajes que por su naturaleza son agresivos para protegerse, no obstante con el paso de tiempo, en virtud de la selección genética y de la convivencia los humanos se han convertido en animales dóciles y de fácil convivencia, por este motivo son cada vez más populares en los hogares.

Pero es importante saber que los conejos tienen varias necesidades específicas que de no cumplirse puede alterar el comportamiento del animal, este motivo, a pesar de ser una mascota adorable, también pueden ser complejos de cuidar.

Pero no hay que olvidar que son animales de presa y por su naturaleza son muy asustadizos. El miedo es una respuesta natural de animal que le ayuda a sobrevivir, sin embargo, los animales que se encuentran en situaciones en las que constantemente sienten miedo pueden desarrollar un cuadro de estrés crónico que afectará su salud y bienestar, en en con secuencia les puede convertir en animales más agresivos.

Causas que pueden hacer que el conejo se vuelva agresivo

La mayoría de los comportamientos agresivos que pueden presentar los conejos suelen ser fruto del miedo o del estrés. Estos adorables orejudos responden al estrés de diferentes formas según el carácter del animal. Por un lado pueden huir o bien morder o presentar otros comportamientos agresivos.

Los principales signos de estrés pueden inducir a un comportamiento agresivo son:

  • Falta de apetito
  • Letargo e inactividad
  • Esconderse y/o escapar
  • Respiración alterada
  • Estreñimiento u hábitos de higiene alterados
  • Falta o exceso de aseo
  • Movimientos repetitivos y sin sentido
  • Agresividad con personas conocidas y desconocidas
  • Agresividad en el contacto con otros conejos, gatos o perros.

También debes tener en cuenta que los conejos son animales territoriales, de modo que es muy importante que respetes aquellos espacios que él considera como su territorio. Por ejemplo, la jaula dónde vive. En tal caso, es recomendable que actúes de la forma que menos estrés genere el el animal, sin movimientos bruscos o ruidos molestos.

La edad del conejo también puede ser un factor a tener en cuenta. Los conejos adultos, cuyas necesidades sexuales no son atendidas tienen tendencia a mostrarse más agresivos. Si observas alguno de estos signos de estrés, dominio territorial o celo, lo mejor será contactar con un veterinario lo antes posible para determinar la mejor forma de abordar el problema.

Para asegurar un comportamiento más dócil

Si está pensando en añadir un conejo como nuevo miembro de tu familia, lo más recomendable es que optes con un conejo bebé, ya que una experiencia temprana en términos de socialización ayudará a que el animal desarrolle un carácter más dócil.

La forma en que se comporta una conejo está influenciada en gran medida por las experiencias durante sus primeras semanas de vida. En esta etapa, la socialización con personas y otros conejos es una parte esencial del aprendizaje temprano del animal.

Es importante que el conejo bebé se sienta seguro, y que crezca en un ambiente libre de miedo y estrés. En esta fase es importante que el conejo se relacione con las diferentes personas de tu hogar, también es conveniente que se le vaya introduciendo poco a poco nuevos objetos y sonidos  para que se conviertan en conejos adultos seguros. Los conejos que estén bien “socializados” a una edad temprana son más dóciles y están preparados para hacer frente a la mayoría de las situaciones nuevas del día a día.

Cómo evitar los problemas de agresividad en los conejos

Como hemos comentado previamente, afortunadamente es relativamente fácil solucionar los motivos que pueden estar afectando negativamente el comportamiento de tu amigo orejudo. A continuación encontrarás varios consejos destinados ayudarte si tu conejo es agresivo. ¡Toma nota!

Enséñale a ser más sociable

Sobre todo si se trata de un bebé conejo. Es importante presentarlos y socializarlos gradualmente a una edad temprana, ya que el contacto contacto con otros animales le ayudará a convertirse en conejo adulto mucho más seguro y sociable.

Si tu amigo ya no es un bebé, a partir de los 5 meses de edad, la socialización debe hacerse con paciencia. La clave es ir introduciéndolo gradualmente a situaciones que le pueden generar estrés, por ejemplo, sácalo para que lo cojan otras personas, de manera suave y tranquila, y preséntale a tus otras mascotas pero siempre sin forzar. Y si notas que el animal se pone nervioso, deja que se retire a su lugar seguro.

También es muy recomendable que tengas más de un conejo. Estos animalitos son sociables y convivir con un compañero les hace mucho bien a su estado anímico.

Importante: Nunca dejes a tu conejo solo con un gato o un perro, incluso si se conocen entre sí.

Prepárale un espacio cómodo y seguro

Como hemos comentado previamente los conejos son animales territoriales, de modo que es muy importante que tengan su propio espacio, adecuadamente condicionado para que se sientan cómodos y seguros.

Su jaula o espacio debe estar acondicionado en condiciones óptimas para el animal, eso incluye un espacio para esconderse, acceso fácil a la comida y al agua, juegos para entretenerse, una iluminación cómoda y temperatura agradable.

También es recomendable tener en la jaula un espacio que le permita liberar su instinto de demarcación del territorio, ya que al igual que los gatos, rascan y excavan para marcar su territorio con orina, excrementos y secreciones.

Proporciónale estímulo mental

Los conejos aburridos se vuelven menos sociables. Tu mascota confía en ti para que le proporciones todo lo que necesita para su bienestar, y eso incluye momentos de entretenimiento.

Es importante estimular a los conejos para evitar que se sientan aburridos y la frustrados. Si no consumen energía ni se distraen, rápidamente se volverá más huraño, poco sociable y posiblemente más agresivo.

Protégele del estrés

Los conejos tienen el olfato, visión y audición muy apurados, por eso son tan sensibles a los ruidos fuertes y a los olores desconocidos. Además, por naturaleza son animales muy asustadizos, de modo que se estresan mucho cuando se ven envueltos en situaciones que les genera miedo, como por ejemplo, fiestas o reuniones sociales ruidosas, pasar muchas manos de personas desconocidas, ruidos fuertes, etc. Si estas situaciones son frecuentes el animal terminará por desarrollar una especie de estrés crónico que hará que el conejo se comporte de una manera agresiva.

Evitar reñir, gritar o castigar a tu conejo. Es poco probable que te comprenda y lo único que lograrás será ponerle nervioso o asustado. Le generará estrés y eso no es bueno para él. Háblale con cariño, con un tono de voz suave y dale mucho amor.

Cástrale

Cuando los conejos llegan a la fase adulta, a los 6 meses para las hembras y 5 meses para los machos, sienten la necesidad de reproducirse. El deseo sexual es uno de los principales motivos de la agresividad de los conejos, por ello los veterinarios recomiendan castrar al animal, tanto los conejos machos como hembras.

La castración de los conejos es un procedimiento sencillo y seguro. Se recomienda castrar a los orejudos cuando pasan a la edad adulta, y en cualquier caso antes de que cumplan 1 año.

Si el comportamiento de su conejo se convierte en un problema continuo, busque el consejo de un experto.
Debe supervisar la introducción de cualquier objeto nuevo para asegurarse de que su conejo no esté asustado o estresado por su presencia (consulte los signos de estrés más arriba).