Iniciar sesión Añadir mi negocio

¿Cómo saber si mi perro tiene fiebre?

La fiebre puede ser una señal de alerta. Es la respuesta del organismo ante una lesión, infección, acumulación de toxinas o enfermedades que cursan con fiebre, de modo que es importante estar atentos. Ahora bien, ¿Cómo saber si tu perro tiene fiebre? Además de comprobar la temperatura con un termómetro, también existen varios signos indicativos que te pueden ayudar a comprobar si tu perro tiene fiebre.

¿Cuál es la temperatura normal de un perro?

Se considera que el perro está febril cuando su temperatura corporal está por encima de su temperatura normal que suele oscilar entre 38,5º y 38,9ºC. Basta con alcanzar los 39ºC para indicar que el organismo del animal está intentando combatir alguna infección o inflamación. En estas circunstancias es importante estar atento para detectar otros síntomas.

A partir de los 41ºC se considera que la fiebre es alta y la situación se vuelve preocupante, y en estos casos es importante que consultes con un veterinario en la mayor brevedad posible, ya que si la fiebre es demasiado alta y alcanza los 41,1ºC, se pueden dañar los órganos, e incluso causar la muerte del peludo.

Síntomas que pueden indicar que tu perro tiene fiebre

La fiebre es un síntoma y no una enfermedad en si, de modo que normalmente siempre aparece acompañada de otros síntomas, muchos de ellos bastante fáciles de detectar. Si quieres saber si tu perro tiene fiebre sin usar termómetro, echa un vistazo a los síntomas que suelen indicar fiebre en los perros. ¡Toma nota!

  • Hocico caliente y seco: En en estado ideal, la nariz del perro debe estar húmeda y a temperatura ambiente, de modo que si lo tiene seco y opaco puede ser signo de fiebre.
  • Orejas calientes: La temperatura de las orejas es otro buen indicador. Si suelen ponerse muy calientes si el animal está febril.
  • Letargo, desánimo y falta de energía: El estado anímico del animal también cambia cuando están febriles. Se mostrarán mucho más cansados y somnolientos que de costumbre.
  • Temblores: Los temblores suelen ser signos bastante evidentes de una temperatura muy elevada. Si el animal no tiene frío y tiembla como si tuviera escalofríos, contacta con un veterinario.
  • Ojos opacos y rojizos: La mirada del animal también cambia. Cuando están febriles notarás una mirada más tristona, con los ojos opacos y rojizos.
  • Vómitos y diarrea: Son muchas los patógenos que pueden provocar vómitos y diarreas, siendo la fiebre un síntoma frecuente en estos casos.
  • Pérdida de apetito: La falta de apetito también es un indicador importante. Pocas cosas hacen que los perros pierdan el apetito, y una de ellas es la fiebre.

La fiebre en perros es una respuesta del organismo ante causas muy diversas, y no deja de ser sistema natural de autodefensa de organismo para combatir la enfermedad.

Más allá de síntomas más frecuentes que hemos comentado, es muy recomendable que prestes atención a cualquier cambio de comportamiento y otros síntomas, ya que toda la información que puedas dar al veterinario puede ser muy útil para ayudar a descubrir más rápidamente la causa y en consecuencia el tratamiento más adecuado para bajar la fiebre y curar al animal.

¿Cómo medir la temperatura del perro?

Los síntomas comentados previamente son buenos indicativos acerca del estado de salud de tu mascota, pero para estar seguro y conocer la gravedad de la situación se hace indispensable comprobar la temperatura del perro con un termómetro.

Tomar la temperatura del perro con un termómetro puede resultar incómodo si es la primera vez que lo haces, ya que se usa en el ano o en la oreja, pero no te preocupes porque con un poquito de tacto podrás comprobar la temperatura sin problema.

Para medir la temperatura del perro con un termómetro rectal, lo primero que tienes que hacer es lubricar el dispositivo para que entre con la mayor suavidad posible y no suponga ninguna molestia para el animal. Deja que transcurra el tiempo indicado, (siendo el tiempo estándar entre 2 minutos y medio) y retíralo con amabilidad.

Los termómetros de oído son menos invasivos e incómodos. En este caso lo único que tienes que hacer es insertar el dispositivo en el canal auditivo del perro y esperar que transcurra el tiempo indicado. La temperatura se mide utilizando las ondas de calor infrarrojas que se emiten en la región del tímpano, de modo que su uso es bastante sencillo.

En ambos casos es importante que el perro esté tranquilo. Actúa con normalidad, evita los movimientos bruscos, háblale en un tono de voz calmado y tranquilizador para evitar que el perro se asuste.

Los veterinarios no recomiendan utilizar los antiguos termómetros rígidos de mercurio, ya que se pueden romper con facilidad y eso puede ser fatal para el animal. Los termómetros más recomendados son los digitales, que vienen con un temporizador que indica cuando retirar el termómetro.

¿Cómo bajar la fiebre del perro?

Si has comprobado que tu amigo peludo tiene fiebre, entre 39 y 41ºC debes llevarlo al veterinario, y si la temperatura supera los 41ºC estás ante una urgencia veterinaria. Sólo un profesional puede diagnosticar y tratar el problema.

No obstante, de manera provisional, no está demás saber como bajar la fiebre del animal, al menos hasta que pueda ser atendido por un veterinario. En este sentido es muy importante mantener al perro hidratado. Prueba acercarle su bebedero de agua lleno de agua fresca. Incluso puedes poner un cubito de hielo en el agua. Si el animal se niega a beber agua, una buena solución puede ser darle un poco de agua con un jeringa.

Para reducir la temperatura también puede ser interesante ponerle compresas húmedas, a temperatura ambiente ligeramente frescas, en la cabeza, axilas, abdomen y otras áreas sensibles para ayudar a bajar la temperatura de peludo.

También es aconsejable mantener el perro en un lugar fresco y tranquilo, donde pueda recuperase sin agitaciones.

Importante: No le des ninguna clave de medicamente sin la indicación de un veterinario. Sin receta, cualquier medicamento puede causar trastornos graves. Es importante que controles los cambios de temperatura, si la fiebre baja es una buena señal, pero si se mantiene estable o sube no sigas esperando. Busca ayuda de un profesional.

Cuando llevar a tu perro al veterinario

Suena la señal de emergencia cuando la temperatura alcanza los 39,4ºC o más. Si tu perro tiene fiebre y alcanza los 39,4ºC es hora llevar tu perro al veterinario. En estas condiciones, el animal debe ser examinado por un especialista lo antes posible, ya que la fiebre alta puede dañar los órganos internos de tu mascota.

Además, solamente con un diagnóstico especializado se puede detectar la causa para aplicar el tratamiento adecuado, y en consecuencia bajar la fiebre. Para tu comodidad y tu mascota, en VetFinder puedes localizar el veterinario más cercano a ti.